Entrevista online con Vivian Gornick: “Estar sola es emocionante y doloroso”

0
Vivian Gornick en Greenwich Village, Nueva York, Septiembre, 2020 (FOTO Mitch Bach)

La escritora neoyorquina Vivian Gornick (1935) protagonizó la última de las entrevistas en vivo que estuvo ofreciendo online el Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires (FILBA) desde el 16 de octubre hasta el 25 pasado. Por el FILBA, desde que tuvo su primera edición en 2008, han transitado otras figuras internacionales y nacionales de suma relevancia para el mundo literario y cultural, como Anne Carson o Ricardo Piglia.

La charla con Gornick, que militó en Nueva York dentro de de la Segunda ola del feminismo, tuvo de anfitriona a la joven escritora argentina Tamara Tenenbaum, quien interpeló a la estadounidense para hablar sobre su obra literaria, los referentes de su literatura, y también sobre política, feminismo y movimientos sociales, temas todos centrales en la escritura de Gornick.

Los títulos de la autora y activista, nacida en El Bronx, se han traducidos a más de trece idiomas, luego de que su libro de memorias Apegos feroces fuera llevado al español, en 2017, por la editorial mexicana independiente Sexto Piso. Apegos feroces había sido editado en Estados Unidos, a finales de los ochenta, y narra el vínculo afectivo y social que une a Gornick con su madre. “Intenté por todos los medios que mi madre fuera feminista, pero esta mañana compruebo que, para ella, nada es más importante en este mundo que la lucha de clases”, se lee en una de las páginas del libro.

Vivian Gornick reveló a la autora italiana Natalia Ginzburg (Levi sería su apellido no marital) y a la Joan Didion ensayista como dos referentes clave para su escritura periodística y literaria. Gornick, autora también de La mujer singular y la ciudad y Mirarse de frente (asimismo publicados por Sexto Piso en 2018 y 2019, respectivamente), escribió en los sesenta para el legendario semanario The Village Voice, conocido por ser el primer periódico semanal alternativo del país y un espacio para cubrir noticias relativas a la actividad creativa de la ciudad de Nueva York.

Durante la conversación del FILBA, Gornick cuestionó el carácter político del movimiento Me Too: “Nosotras éramos más las hijas de Simone de Beauvoir y estas jóvenes no son tanto nuestras hijas. Nosotras escribimos libros, hicimos marchas, hicimos grupos de mujeres que enseñaban sobre el cuerpo, sobre el sexo; vimos nuestras vidas de una manera existencial más que específica. Nuestra situación era simbólica de la condición humana; éramos una generación visionaria, éramos comunistas, socialistas, marxistas. Mi política se basa en el movimiento de liberación de los ochenta: homosexuales, afrodescendientes y mujeres. Estos son los movimientos con los que me asocio, todos intensamente políticos. No diría que hoy, en este despertar de las mujeres, no construyeron un movimiento otra vez. Lo que demuestran es lo lejos que llegó el feminismo en cambiar la sensibilidad del mundo”.

Y sobre el panorama de reclamo social abierto con mayor fuerza en Estados Unidos durante los últimos cuatros años, frente al discurso político de la actual administración, expresó: “Cuando las personas se llaman socialistas hoy, no estoy segura de qué es lo que quieren decir; no buscan una revolución en el gobierno o en el sistema. Desde mi punto de vista, son disidentes honestos en la vida estadounidense, quieren ser parte y no quieren hacer una revolución, quieren que la democracia estadounidense cumpla con su propósito, quieren ver un mundo de igualdad más que nada, ya sea económica, social, cultural. Las personas de izquierda quieren que se vaya Donald Trump; quieren recuperar algo que se acerque a la igualdad”.

Otra zona del diálogo estuvo ocupada, como era de esperar, por la experiencia de Gornick durante la reclusión y el distanciamiento social vividos a nivel mundial. “¿Cómo re-habita el espacio, en plena pandemia, una de las escritoras más urbanas que dio Nueva York?”, era una de las preguntas con que se anunciaba la charla: “Más que nunca muchas personas han escrito sobre lo que es vivir solo. En Nueva York el cincuenta por ciento de los hogares están compuestos por una persona soltera; la mayoría son mujeres. Estar sola es emocionante y doloroso. No sabes la cantidad de mujeres casadas que siempre me envidiaron por ser soltera. Cuando veo sus matrimonios, estoy contenta con mi soltería. Lo importante es que hay que absorber la experiencia de cualquier situación, de estar solas o no, y aprovecharla”, dijo Vivian Gornick.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
Comentarios
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments