Última novela de Yuri Herrera reconstruye los meses de exilio del primer presidente indígena de México en Nueva Orleans

0
Yuri Herrera. Foto: Lisbeth Salas.
Yuri Herrera. Foto: Lisbeth Salas.

La Editorial Periférica (España) ha publicado otro libro del autor mexicano Yuri Herrera, La estación del pantano, sobre el exilio de Benito Juárez (el primer presidente indígena de México) en Nueva Orleans.

El libro empezó a circular en diciembre pasado y así lo ha presentado el propio autor a el diario El País: “es un paréntesis en la vida de Benito Juárez. Todas las biografías mencionan este periodo de manera muy escueta. Otra de las cosas que invariablemente se dicen es que es el periodo en el cual se radicalizó y en el que se convirtió en el liberal más importante. Pero nadie tiene ningún dato”.

A partir de la pregunta qué sucedió durante el año y medio en que Benito Juárez vivió desterrado en Nueva Orleans, Herrera ha construido un relato hipotético y al mismo tiempo sólidamente asentado en la investigación de archivo. La trama argumental empieza con el desembarco del líder revolucionario en esa ciudad estadounidense en 1853, junto a un grupo de emigrados.

Los personajes del libro llegan a “esa ciudad hedionda que, situada a orillas de un pantano, los absorbe como una esponja. En ella se rinden al lodo, a las flores de jazmín, a la música, a la extrañeza del idioma y al insoportable verano, pero, sobre todo, se dan de bruces con la descarnada realidad del comercio de seres humanos, un mercado que nunca se detiene. Descubrirán que Nueva Orleans es una colmena de identidades heterogéneas donde se venden mujeres apresadas por las calles y donde el capitalismo muestra su pulsión primitiva, la más esperpéntica”.

La estación del pantano muestra ese tiempo detenido e incierto que precede siempre a la acción de unos cuantos audaces para tratar de invertir el orden establecido. Y lo hace con la libertad arrolladora y la transgresión que caracterizan la escritura de Herrera, gracias a la cual consigue que nuestra lengua suene como una lengua liberada del diccionario que decide salir a dar un paseo”, se lee en la contratapa.

En esta última novela, Herrera vuelve a escoger un tema ligado a su geografía vital. Él mismo vive y trabaja entre México y Nueva Orleans desde hace años. Ya en su anterior libro eligió como centro de su relato un suceso acontecido en Actopan, en el Estado de Hidalgo, de donde es originario.

Además, el escritor mexicano regresa a una problemática que parece interesarle particularmente: los silencios históricos. Sobre aquel libro anterior, El incendio de la mina El Bordo (2018), también publicado por Periférica, comentó: “El silencio no es la ausencia de historia, es una historia oculta bajo una forma que es necesario descifrar”.

En El incendio de la mina El Bordo Yuri Herrera reconstruía un hecho real que fue silenciado por políticos y prensa: un siniestro que dejó ochenta y siente cuerpos sin vida y otros siete trabajadores vivos encerrados al interior de la mina, hasta siete días después. Las autoridades habían ordenado el cierre del tiro de la mina para ayudar a extinguir el fuego. Al momento de la clausura de la mina, los portavoces del gobierno decían que solo habrían muerto diez mineros.

La literatura de Yuri Herrera es querida particularmente por su capacidad para humanizar la historia. En otros libros suyos ha tratado temas complejos y fronterizos como la migración y el narcotráfico, antes de que ambas problemáticas se convirtieran en etiquetas para hacer carrera académica.

Actualmente, Herrera enseña literatura en la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans. Estudió la carrera de Ciencias Políticas en la UNAM, una maestría en Creación Literaria, en la Universidad de Texas, en El Paso, un doctorado en Lengua y Literaturas Hispánicas, en UC Berkeley. Ha realizado más de una decena de traducciones y cuenta en su trayectoria con numerosas colaboraciones en revistas.

“Su talento reside en abordar temas relegados a la explotación ficticio-amarillista o a un realismo descarnado que se traduce en desapego. Él hace a un lado esos vicios en pos de un justo medio, de un retrato que no está exento de la realidad mexicana, pero tampoco recurre a imágenes gratuitas o injustificadas”, dice un perfil del escritor publicado en la revista Gatopardo.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí