Cesan el proceso judicial contra los artistas cubanos detenidos el 11-J en protesta frente al ICRT

0
11-J. Acto de repudio y arresto de artistas e intelectuales (en el camión) frente al ICRT. (IMAGEN Video de Fernando Fraguela / Facebook/Rialta)
11-J. Acto de repudio y arresto de artistas e intelectuales (en el camión) frente al ICRT. (IMAGEN Video de Fernando Fraguela / Facebook/Rialta)

Los artistas e intelectuales arrestados por protestar el 11 de julio último a las puertas del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), quienes unos días más tarde fueron liberados en espera de un proceso por el supuesto delito de “desorden público”, recibieron este jueves el sobreseimiento de esa causa, lo que significa la suspensión total del procedimiento judicial en su contra.

“Acabo de firmar mi sobreseimiento por la manifestación del 11 de Julio frente al ICRT, pensé en no hacerlo público, pero creo que se lo debo a muchos. Gracias a mis amigos que siempre me han sostenido”, escribió en Facebook el historiador Leonardo Fernández Otaño.

De igual manera, Reinier Díaz confirmó al diario 14ymedio la firma este jueves de su sobreseimiento en la estación policial habanera de Zapata y C. El actor dijo que allí preguntó por la situación de la curadora Solveig Font y del dramaturgo Yunior García, líder de la plataforma cívica Archipiélago, quienes se encuentran fuera de Cuba, y le respondieron que “con ellos dos la actitud era otra”, aunque las autoridades no dieron más detalle.

De acuerdo con ese periódico independiente, García dijo no saber nada al respecto, mientras que Font aseguró que “está averiguando” sobre su situación a partir de ahora.

Más adelante en su post de este jueves, Fernández Otaño, católico practicante, agradeció a sus allegados, a estamentos eclesiásticos y a todos aquellos que le brindaron solidaridad tras el acto de repudio sufrido ante el ICRT y el posterior encarcelamiento de él y sus compañeros en la estela del estallido social del 11-J y en medio de la represión gubernamental subsiguiente.

Sin embargo, el activista admitió igualmente estar “triste”: “a mí”, señaló, “me salvan los privilegios de ser blanco e intelectual, porque los jóvenes de la Güinera [en La Habana] no han tenido esa misma suerte y están siendo condenados a penas injustas y politizadas”.

“A los tantos detenidos injustamente ese 11 de Julio”, sostuvo Fernández Otaño, “sólo puedo recordar mi opción por permanecer, acompañar y escuchar. Saben que seguiré a su lado, por opción y por deber con Uds”.

Gretel Medina, Daniel Triana, Aminta Calzado, Juan Carlos Sáenz Calahorra, Raúl Prado, Edel Carrero y Javier Pérez Rodríguez, fueron los otros artistas del cine y el teatro arrestados en aquella jornada frente a la sede de la radio y la televisión oficiales, a donde habían acudido, según afirmaron entonces, para solicitar un breve tiempo de aire a fin de abordar los sucesos inéditos que desde la mañana del 11-J venían ocurriendo en decenas de localidades de toda la isla, incluida la capital.

Luego de sus respectivas liberaciones muchos de estos creadores, y otros en diferentes partes de la isla, hicieron públicas sus renuncias a varias organizaciones intelectuales y artísticas oficiales en protesta contra la violencia desatada por el Estado.

Recientemente se conoció también que la Fiscalía cubana pospuso para 2022 el juicio contra el músico y estudiante universitario Abel Lescay, quien fue detenido en Bejucal, provincia de Mayabeque, por manifestarse el 11-J. Su testimonio fue publicado por Rialta Noticias, y termina así: “Si algo nosotros tenemos es bomba. No como esa gente, que son unos animales muertos”.

Los casos mencionados están entre los más conocidos por la opinión pública gracias a las redes sociales y los medios independientes cubanos.

Sin embargo, activistas y organizaciones de Derechos Humanos han advertido no sólo acerca de las miles de detenciones realizadas a raíz de la ola de protestas, sino además sobre cientos de personas, incluidos menores de edad, que permanecen en prisión y que han padecido o esperan por procedimientos penales sin todas las garantías legales, como los tristemente conocidos juicios sumarios.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí