Cubano Gustavo Pérez Monzón debuta en la galería neoyorquina Marlborough

0
Piezas de Gustavo Pérez Monzón. Marlborough Gallery.
Piezas de Gustavo Pérez Monzón. Marlborough Gallery.

La galería Marlborough de Nueva York inauguró esta semana Recent Works, la primera muestra que esa institución dedica a la obra del cubano Gustavo Pérez Monzón, considerado uno de los principales artistas conceptuales de la isla, y participante en la exposición Volumen Uno (1981), punto de giro en las artes visuales cubanas de finales del siglo XX.

Pérez Monzón, quien presenta hasta enero próximo en la galería 105 dicha selección de sus obras recientes en papel, vuelve a coincidir así con Tomás Sánchez, su exprofesor en el Instituto Superior de Arte de La Habana, quien inauguró igualmente este 18 de noviembre Inner Landscape (“Paisaje interior”) en el espacio galerístico del número 545 de la calle 25 West de Manhattan.

“Las obras en papel que se muestran en esta exposición contienen las mismas preocupaciones formales que sus primeros trabajos conceptuales”, precisa la nota curatorial sobre el trabajo de Pérez Monzón. “Muchas de las obras oscilan entre abstracciones geométricas y superficies delicadamente gestuales que van desde el tono transparente al metálico”.

Según la galería Marlborough, el creador isleño refirió en 2018 durante una entrevista que su obra se estaba orientando desde entonces hacia “la idea de un mundo de conexiones y significados invisibles, como se expresa en las ciencias antiguas como la numerología, la Cábala y ciertas escuelas esotéricas… la forma en que las formas geométricas expresan conceptos abstractos, filosóficos e incluso emocionales”.

Gustavo Pérez Monzón, nacido en Sancti Spíritus en 1956 y residente en Cuernavaca, Morelos, México, es considerado uno de los artistas cubanos más enigmáticos de las últimas décadas del siglo pasado.

De acuerdo con la española Galería Cibrian, en los años ochenta, “mientras la mayoría de la nueva generación de artistas imponía un discurso directo, agresivo e inconformista, Pérez Monzón optó por un camino de exploración interior, más cercano a la herencia espiritualista de la generación de Orígenes. No obstante, en su obra se leen las marcas de influencias formales de aquel entonces, como el conceptualismo y el minimalismo que, a su manera, fueron una importante referencia durante el inicio del deshielo del arte cubano a principios de aquella época”.

Después de ese periodo creativo inicial, Pérez Monzón se concentró en su labor pedagógica, al frente del Centro Morelense de las Artes de Cuernavaca, donde ejerce como director de Artes Visuales.

No obstante, en 2015 relanzó su trabajo con la exhibición individual Tramas, curada por el artista René Francisco Rodríguez y la experta en arte Elsa Vega en el Museo Nacional de Bellas Artes de La Habana, que luego viajó a la Fundación de Arte Cisneros Fontanals (CIFO).

La obra del cubano está incluida, entre otras, en las colecciones del Museo Nacional de Bellas Artes, la CIFO y la Colección AAL (Arte al límite), de Chile.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí