Muerte de José Manuel Caballero Bonald, Premio Cervantes 2012

0
José Manuel Caballero Bonald (1926-2021)
José Manuel Caballero Bonald (1926-2021)

José Manuel Caballero Bonald falleció este domingo 9 de abril a los 94 años en su casa de Madrid. Ganador del Premio Cervantes en 2012 y figura esencial de la generación del cincuenta en España, el poeta, novelista, ensayista, editor y lexicógrafo jerezano padecía desde hace meses un cáncer de piel, según habían informado sus allegados.

Pasaron 65 años entre su cuaderno Las adivinaciones (1952) y el volumen de retratos literarios Examen de ingenios (2017), último de varios libros de memorias y ensayos escritos por un hombre que se formó en el sur de España, impartió clases en Colombia —donde nacieron su primer hijo y su primera novela— y en Estados Unidos, y más tarde regresó a España, donde con el tiempo acumuló todos los galardones literarios posibles: el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2004, tres veces el Premio Nacional de la Crítica, el Nacional de Poesía en 2006, el Nacional las Letras Españolas un año antes.

Internado ya en la senectud profunda, Caballero Bonald publicó los poemas de Desaprendizajes, y conquistó en 2015 el Premio Francisco Umbral al libro del año. Umbral —narrador fundamental de la España tardofranquista— había sido su compañero de promoción.

Tras conocerse la noticia de su deceso, varios medios españoles reprodujeron una fotografía icónica —tomada en Collioure, Francia, donde se homenajeaba a Antonio Machado— en que se ve a Caballero Bonald junto a Alfonso Costafreda, Carlos Barral, Blas de Otero, José Agustín Goytisolo, Jaime Gil de Biedma, Ángel González, José Ángel Valente y Alfredo Castellón. Algunos de los principales nombres de una generación casi multitudinaria, la más importante de las letras españolas tras la del 27.

“Se acabó”, dicen los diarios que dijo en la mañana del domingo Josefa “Pepa” Ramis, esposa del Caballero Bonald por más de 60 años y madre de sus cinco hijos.

Así puntuó la entrada definitiva de la noche, que antes solo invadía provisionalmente aquellos versos de su marido:

(…)

Entra la noche como un bulto
de mar vacío y de caverna,
se va esparciendo por los bordes
del alcohol y del insomnio,
lame las manos del enfermo
y el corazón de los cautivos,
y en la blancura de las páginas
entra también la noche.

Entra la noche como un vértigo
por la ciudad desprevenida,
rasga las sábanas más tristes,
repta detrás de los cobardes,
ciega la cal y los cuchillos
y en el fragor de las palabras
entra también la noche.

(…)

Caballero Bonald nació el 11 de noviembre de 1926 en Jerez de la Frontera (Cádiz). Hijo de padre cubano y madre de ascendencia francesa.

Los obituarios aseguran que, años más tarde, pasó un mes en prisión por sus posiciones antifranquistas. También investigó el acervo folclórico andaluz y fue productor musical: publicó en 1969 el álbum Archivo del cante flamenco y trabajó en discos de nuevas voces como Luis Eduardo Aute, María del Mar Bonet, Joan Manuel Serrat o Paco Ibáñez.

En cuanto a su poesía, dejó un inventario definitivo en el volumen Somos el tiempo que nos queda, integrado por libros como Descrédito del héroe (1977), Laberinto de Fortuna (1984), Diario de Argónida (1997), Manual de infractores (2005), La noche no tiene paredes (2009), Entreguerras (2012) o Desaprendizajes (2015). En su juventud había publicado Las adivinaciones (1952), Memorias de poco tiempo (1954), Anteo (1956), Las horas muertas (1959) o Pliegos de cordel (1963).

Poemas suyos han aparecido en decenas de antologías a lo largo de casi siete décadas de producción literaria.

Su obra en prosa incluye las novelas Dos días de septiembre (Premio Biblioteca Breve, 1961), Toda la noche oyeron pasar los pájaros (1981, Premio Ateneo de Sevilla), En la casa del padre (1988, Premio Plaza y Janés), Campo de Agramante (1992, reeditada en 2005), y los libros de memorias La costumbre de vivir (2001, reeditado en 2004), Tiempo de guerras perdidas (1995) y Oficio de lector (2013).

Destacan sus ensayos de Luces y sombras del flamenco (1975), Luis de Góngora (1982), Sevilla en tiempos de Cervantes (1991), Mar adentro (2002), Un Madrid literario (2009) y Examen de ingenios (2017).

En este último, retrata a escritores y artistas como Azorín, Borges, Pío Baroja, Max Aub, Neruda, Joan Miró, Cortázar, Torrente Ballester, Delibes, Rulfo, Jorge Oteiza, Antonio López, Mario Vargas Llosa o Paco de Lucía.

Al recibir el Premio Cervantes, Caballero Bonald realizó una esperanzada defensa de las potestades del arte y la poesía: “Bien sabemos que prohibir, destruir ciertas lecturas ha supuesto siempre prohibir, destruir ciertas libertades. En un mundo como el que hoy padecemos, asediado de tribulaciones y menosprecios a los derechos humanos, en un mundo como este, de tan deficitaria probidad, hay que reivindicar los nobles aparejos de la inteligencia, los métodos humanísticos de la razón”.

“Quizá se trate de una utopía, pero la utopía, ya se sabe, también es una esperanza consecutivamente aplazada”, dijo en su discurso de aceptación. “Quiero creer, con la debida temeridad, que el arte también dispone de ese poder terapéutico, y que los utensilios de la poesía son capaces de contribuir a la rehabilitación de un edificio social menoscabado”.

“Habrá que aceptar”, finalizó entonces, glosando a Aristóteles, “que la poesía puede, efectivamente, corregir las erratas de la Historia, y que esa credulidad nos inmuniza contra la decepción”.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí