Una serie fotográfica rescata la tradición griega de las dolientes

0
‘Moirologia’, Ioanna Sakellaraki, 2018 (fotografía tomada de ‘The New Yorker’)

La artista griega Ioanna Sakellaraki, establecida en Bruselas, es la autora de una serie de fotografías e imágenes de técnica mixta que busca rescatar una tradición legendaria y moribunda de su país natal.

Sakellaraki se adentró en la Península de Mani, en el sur de Grecia, para fotografiar a las últimas comunidades de mujeres que se dedican a viajar de lugar en lugar por zonas rurales donde son contratadas para representar el rol de dolientes: ofrecen cantos y ceremonias que tienen como propósito ayudar a los difuntos a transitar la muerte y acompañar la pena de familiares y cercanos. “Desde la antigüedad, las mujeres en Grecia han sido llamadas a expresar el dolor colectivo de los afligidos, reuniéndose junto a las tumbas para llorar…”, explica Eren Orbey sobre la vieja tradición, en un artículo publicado en The New Yorker que reseña el melancólico trabajo de Ioanna Sakellaraki.

“Su obra proyecta una profunda tristeza en un momento en que los ritos funerarios en todo el mundo se han visto interrumpidos, dejando a los moribundos y a los afligidos sufrir solos. Sakellaraki regresó a Grecia recientemente para el funeral de su tía Katina, quien se cayó en su casa y pasó las últimas semanas de su vida en un hospital donde las visitas estaban prohibidas. Para el servicio, un pequeño evento socialmente distanciado que se lleva a cabo en una iglesia al lado de una carretera, Sakellaraki preparó un retrato de su tía para decorar la tumba. La imagen muestra a Katina como una silueta negra con manos rojas aferradas a su corazón, congelada en el papel tanto del doliente como del difunto.”

Años antes, la tía de Sakellaraki, Katina, fue un eslabón importante en el inicio de esta serie que emprendió la artista una década después de haberse ido a vivir fuera de Grecia, cuando regresó para asistir al funeral de su padre: Katina se disponía a representar un lamento ritual a la manera de las antiguas dolientes contratadas, pero el resto de la familia se negó porque no parecía ajustarse al carácter tranquilo del difunto que había muerto en paz, según cuenta la fotógrafa.

La serie se archiva íntegra en su sitio web oficial, donde pueden apreciarse, entre collages e imágenes de diversa factura, hermosos retratos monocromos de “las dolientes” que Sakellaraki pudo llegar a conocer. Para leer el artículo completo en The New Yorker, pinche aquí.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments