Abel Lescay, manifestante del 11J en Cuba, busca apoyo financiero para grabar su primer álbum en solitario antes de ir a prisión

0
Abel Lescay (FOTO www.verkami.com)
Abel Lescay (FOTO www.verkami.com)

El joven músico Abel Lescay lleva a adelante una campaña de crowdfunding en la plataforma Verkami para financiar su primer disco en solitario, que se titulará “Grillos”, antes de que llegue el momento de cumplir una condena de seis años de cárcel por su participación en las protestas acontecidas en Bejucal, provincia cubana de Artemisa, durante el estallido social del 11 de julio de 2021.

Lescay –quien fue arrestado en su propia casa tras manifestarse el 11J, según relató para Rialta Noticias— se propone reunir 3 500 euros en un lapso de cuarenta días, anunció en sus redes sociales. “Si quieres apoyar la producción de arte libre en Cuba, aporta, comparte, mantente al tanto. Más música, más libertad. Graciaas!!”, dijo.

La campaña incluye diferentes recompensas para quienes hagan aportaciones importantes: por ejemplo, “un combo de flauta bansuri, didgeridoo, y palo de agua, hechos a mano por Abel Lescay y Dairon Li (flautista), bendecidos en rituales”, o bien “una canción que te llene el espíritu” a partir de una foto o una historia “tuya”, así como el envío del disco digital, la invitación al concierto de lanzamiento o el crédito como productor ejecutivo.

“Desde la perspectiva política y social del contexto cubano, concebir y producir un disco es muy difícil. A pesar de no necesitar mucho, los límites y sesgos institucionales obstaculizan el desarrollo normal de esta música. La censura no ha tolerado que estas canciones lleguen al público que le corresponde. Si bien los acordes han sonado en habitaciones y sitios entre amigos, la energía no ha fluido aún en estudios ni espacios abiertos ante las constantes negaciones”, se lee en la presentación del crowdfunding en Verkami, un fragmento replicado este sábado por Lescay en su perfil de Facebook: “El peso de una condena de 6 años, por una absurda estrategia ejemplarizante del gobierno cubano, hace que me apure a grabar las canciones antes de que tenga que comenzar a cumplirla con internamiento en una cárcel cubana”.

El joven compositor y multiintrumentista esboza así su promesa artística… y política: “Estas canciones, cantadas a las palmas, a las aves, a lxs artistas, a lxs repas, a lxs maestres de la música clásica, a lxs frikis, a lxs disidentes, a lxs viejitxs, a lxs chamas… son para ti, para encontrarnos en un camino con el poder del amor y la paz, y cambiar nuestra realidad hasta ser aceptados por la tierra”. Y dobla su apuesta: “Estas canciones son cartas de amor al despertar que se ha desatado en Cuba en los últimos dos años, y del que he sido punta de lanza en varias ocasiones. Desde la belleza y el amor, «Grillos» traerá libertad en olas de mar, fuerza para encontrar la paz”.

El álbum no tendrá “una estética enmarcada en cánones”, advierte el músico nacido en Bejucal: “este viaje musical pasa por varios estilos del género canción. Rock, bossa, trova, pop, urbano, rap. Unidos por una sonoridad orgánica, por instrumentos de viento, madera, color natural de voz, arreglos sencillos, mensajes directos y poéticos, estos temas se hermanan en la diversidad”. Y prosigue en la descripción del proyecto: “Voz, piano, guitarra, cajón, flautas, serán los protagonistas. Busca un enfoque contemporáneo, utilizando los recursos del mercado actual en materia de sonoridad, poniendo a dialogar estos instrumentos clásicos con el lenguaje de la música industrial. Un material que, aunque íntimo y humilde, está listo para dialogar con cualquier tipo y densidad de público”.

Según Abel Lescay y sus colaboradores en esta empresa –Frank David Guerra (poeta y dramaturgo), Dairon Li (permacultor y meliponicultor), María Lucía Expósito (periodista y fotógrafa), Raúl Morejón de León (ilustrador y diseñador gráfico)–, las contribuciones se destinarán a tres grupos de necesidades: “alquiler del estudio, contratación de músicos y equipo técnico, alquiler de instrumentos, alquiler de equipos de grabación, mezcla y masterización” (1500 euros); “promoción, contratación de equipo técnico, servicios audiovisuales, trabajo en redes, impresión de soportes, branding de marca” (1300 euros), y finalmente “logística: alimentación, transportación, transportación de equipos” (500 euros).

Abel Lescay (1998) –estudiante de la Universidad de las Artes-Instituto Superior de Arte (ISA) en La Habana– fue condenado como parte de los procesos judiciales contra cientos de manifestantes del 11J, quienes en su mayoría recibieron sentencias ampliamente consideradas “desproporcionadas” y “ejemplarizantes”.

La decisión judicial contra el músico –a la cual en su momento tuvo acceso Rialta Noticias establece: “Sancionamos al acusado Abel González Lescay, en concepto de autor, por el delito de desacato agravado de carácter continuado a cuatro años de privación de libertad, por el delito de desórdenes públicos a dos años de privación de libertad, por el delito de desacato a la figura simple de carácter continuado a un año de privación de libertad y como sanción conjunta y única la de seis años de privación de libertad”.

Asimismo, el texto indica que la pena “será cumplida por los acusados en el establecimiento penitenciario que determine el Ministerio del Interior”, y que esta implica, adicionalmente, “la privación de sus derechos públicos por el mismo término que la sanción principal”.

Mientras espera en casa el inicio de su reclusión, Abel Lescay continúa haciendo música. Anteriormente realizó en colaboración un disco titulado Al pie del árbol, y también ha anunciado que tiene un cuaderno inédito de poemas. Su otro deseo es poder terminar sus estudios de Composición en el ISA.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí