Alegría queer en la Berlinale 2023. El triunfante debut como cineasta de Paul B. Preciado

0
Fotograma de ‘Orlando, ma biographie politique’; Paul B. Preciado (IMAGEN www.berlinale.de).
Fotograma de ‘Orlando, ma biographie politique’; Paul B. Preciado (IMAGEN www.berlinale.de).

Entre 2014 y 2015 el escritor, filósofo y comisario –ahora también cineasta– Paul B. Preciado le pidió a sus amigues que eligieran un nuevo nombre para él. Hasta ese momento firmaba como Beatriz. Entre los que se pusieron sobre la mesa estaban Max, Pascal, Marcos. Y otro: Orlando.

Para Paul –como decidió llamarse una noche de diciembre de 2015 en una cama del Barrio Gótico de Barcelona– Virginia Woolf es un “inhóspito hogar”. Ha dicho que entender cómo la escritora inglesa construyó narrativamente a Orlando le ayudó a pensar en la fabricación de Paul. También ha asegurado que la adora, a Virginia, “aunque unas veces sea homófoba y otras clasistas, en ocasiones pedante y siempre impertinente”.

Orlando, ma biographie politique (Orlando, mi biografía política), la primera película de Paul B. Preciado (Burgos, 1970) ha sido una de las grandes ganadoras en el Festival Internacional de Cine de Berlín. La cinta francesa, que competía en la sección Encounters, se alzó con el Premio Especial del Jurado, la Mención Especial en la categoría de Mejor Documental y el Teddy Award, que reconoce la mejor obra en contextos queer.

La declaración del jurado es elocuente: “Por el relato profundo y sin medianías de la afirmación de la propia identidad, por el enfoque innovador y de múltiples capas, políticamente riguroso, pero formalmente lúdico, el premio especial del jurado ex aequo es para Orlando, ma biographie politique de Paul B. Preciado”.

Ex aequo porque el premio fue compartido con el largometraje Samsara, del también español Lois Patiño, una película que transcurre entre la vida, la muerte y la meditación, y que entiende la imagen como experiencia inmersiva.

La noche alemana de la Berlinale fue testigo no solo de la ópera prima de Paul B. Preciado, sino de la puesta en pantalla de un cine trans, de un biopic que se cuenta a través de un cuerpo múltiple, desde una energía expandida que adopta decenas de protagonistas. En 98 minutos la película discurre a través de veintiún Orlandos: Oscar-Roza Miller, Janis Sahraoui, Liz Christin, Elios Levy, Victor Marzouk, Paul B. Preciado, Kori Ceballos, Vanasay Khamphommala, Ruben Rizza, Julia Postollec, Amir Baylly, Naëlle Dariya, Jenny Bel’Air, Emma Avena, Lillie, Arthur, Eleonore, La Bourette, Noam Iroual, Iris Crosnier y Clara Deshayes.

Orlando: una biografía fue publicada en 1928. Casi un siglo después Paul B. Preciado dialoga con Virginia Woolf y le dice que esa es su historia y que la convertirá en realidad. Son los cuerpos en transición los que convierten esa ficción en realidad. Si en la novela se cuenta la historia de un joven poeta que crece hasta convertirse en una mujer de 36 años, en el documental son las voces auténticas de personas no binarias, cuerpos en metamorfosis, quienes afirman que “el cambio ya no se trata solo de género, sino también de poesía, amor y color de piel”.

“Cada Orlando”, leemos en la sinopsis, “es una persona transgénero que arriesga su vida a diario al verse obligado a enfrentarse a las leyes gubernamentales, la historia y la psiquiatría, así como a las nociones tradicionales de la familia y el poder de las empresas multinacionales”.

- Anuncio -Maestría Anfibia

Algo se deja en claro: lo “masculino” y lo “femenino” son, en última instancia, ficciones políticas y sociales. En este sentido, el jurado en la categoría de Mejor Documental afirmó: “Nos gustaría dar una mención especial a una película cuya hermosa voz en off entrelaza la vida de las personas trans. Imágenes innovadoras de tableaux vivants y capas de ideas, junto con un cierto sentido de proceso colectivo, hacen que este impresionante primer largometraje sea revelador, conmovedor y enérgico”.

Por su parte, el jurado del Teddy Award hizo énfasis en cómo Orlando, ma biographie politique propone crear futuros –y presentes– alternativos: “¡Una película subversivamente humorística que dejará a la audiencia con pura alegría queer!”.

En Un apartamento en Urano. Crónicas de cruce (Anagrama, 2019), Preciado se pregunta: “¿Por qué es tan difícil estar presente frente a lo que sucede?”.

Virginia escribe: “La soledad es mi novia”. Paul responde: “El viaje es mi amante”. Todo para entender lo difícil que resulta estar vivo en medio del devenir necropolítico en este planeta.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].
Edgar Ariel Leyva González (Holguín, Cuba, 1994). Periodista, investigador y crítico de arte. Máster en Estudios Teóricos de la Danza (2020) en la Universidad de las Artes de Cuba (ISA) y Licenciado en Periodismo (2018) en la Universidad de Holguín. Es egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Actualmente investiga sobre la configuración de la estética poscrítica en Cuba. Forma parte del Staff de Rialta.

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí