Álvaro Suazo: “Me gusta mucho bocetar a lápiz, pero todo mi trabajo termina en lo digital”

Continuamos una serie de entrevistas (+imágenes) que busca informar sobre quiénes son los actores de la ilustración y el diseño cubano contemporáneos.

0
Álvaro Suazo
Álvaro Suazo

Sumergirse en el perfil de Instagram del ilustrador cubano Álvaro Suazo (La Habana, 1997) es una experiencia alucinante. Aunque inició su carrera gráfica hace relativamente poco, sobre todo a raíz del confinamiento último y gracias al impulso de otra diseñadora, Yanaisy Puentes, ya se posiciona entre los creativos emergentes que más llaman la atención. Suazo renunció a la carrera de Matemática, a sólo un año de graduarse, para seguir su sueño: convertirse en ilustrador. Actualmente, estudia Diseño de Comunicación Visual en el Instituto Superior de Diseño (ISDi), realiza un cómic casi a tiempo completo e intenta poner en circulación su primera colección de NFTs.

Edgar Ariel

Álvaro, ¿para lxs jóvenes ilustradorxs es imprescindible optimizar sus posicionamientos en las redes sociales? ¿Cómo funciona ese fenómeno en Cuba?

Para los ilustradores como yo, que estamos empezando en el medio y que no venimos de una formación artística convencional, el tema “redes” es crucial para comenzar a posicionarnos. A partir del impacto que se logre generar en la comunidad de las “redes”, poco a poco pueden empezar a caer los trabajitos y las colaboraciones, pero sobre todo conoces personas que hacen lo mismo que tú y comienzas a insertarte en una comunidad. Al final eso ayuda mucho. Nosotros los cubanos somos gente muy unida. He visto cómo mucha gente dura apoya a los ilustradores que empiezan.

Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.
Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.

¿En qué momento comienzas a dedicarte a la ilustración?

De pequeño dibujaba mucho, pero de la secundaria para arriba dejé de hacerlo. No me encontré con esto de nuevo hasta hace un par de años cuando estudiaba Matemática y conocí a la diseñadora Yanaisy Puentes. La influencia de ella, sumada al sueño que me daban las clases, hicieron que los márgenes de mi libreta se llenaran de garabatos. Luego, conocí Instagram, comencé a hacer mis garabatos públicos y a conocer personas que me emocionaban con su trabajo.

En abril de 2020, cuando la pandemia me sacó de la escuela y me vi con un montón de tiempo libre, decidí tomarme la ilustración en serio y aprender de verdad. Esto me llevó a dejar la carrera de Matemáticas a un año de graduarme y a comenzar en Diseño de Comunicación Visual en el ISDi. Ahí, más que por el título, estoy para aprender todo lo que me pueda ser útil en el camino que persigo.

Ilustración de Álvaro Suazo.
Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.

¿De qué manera la ilustración ha dominado tu imaginario creativo?

La ilustración ocupa un rol protagónico en mi vida. Todo lo que me llama la atención lo analizo desde una perspectiva de dibujante. Por ejemplo, cuando estoy viendo alguna serie, o lo que sea, me fijo mucho en la ropa que lleva la gente, en sus expresiones, en qué rasgo de su cara sobresale del resto y en cómo podría hacer para exagerarlo.

¿Cómo valoras la comunidad de ilustradorxs de la que formas parte?

En Cuba hay gente muy buena que admiro mucho. Sé de personas que tienen historias similares a la mía, sin embargo, de manera general, no he socializado mucho. Aunque de vez en cuando hablo con dos o tres personas, interactúo poco.

Ilustración de Álvaro Suazo.
Ilustración de 2022, de Álvaro Suazo.

¿Qué ilustradorxs cubanxs te llaman la atención?

Bueno, soy súper fan de Meybis Ruiz. Incluso antes de conocerla, tenía en mi carpeta de referentes un espacio con un montón de trabajos de ella. Me gustó mucho encontrar su perfil en Instagram y ver que era cubana. También me gusta mucho el trabajo en Instagram de –por mencionar sólo algunos perfiles– El menor en La Habana, Mayo Bous, Arturo Palacios, Chabeli Farro, Daniel Reyes, Amed Bueno, Ermitis Blanco, Papo Borges, Silvia Becerril, Mola, Raupa, Nelson Ponce, Arassay Hilario y Roberto Lumpuy. Son todos unos duros.

¿A qué ilustradorxs internacionales sigues de manera permanente?

Sigo a muchos ilustradores activamente. Mi primer gran amor fue Gastón Pacheco, que me quitaba el sueño y me daba taquicardia. Luego fui conociendo a muchas más personas que me volvían loco. Menciono algunas: Fabien Mense, Mathieu Cousin, Alexandre Zedig Diboine, Max Ulichney, Wouter Tulp, Max Grecke, Anthony Holden, Victo Ngai, Jordi Lafebre, James Jean, Mike Mignola, Puba24, Sachin Teng, Ramón Núñez y Estampita. La lista puede seguir hasta el infinito.

¿Qué técnicas prefieres?

Cuando comencé a aprender en el 2020 ya había 4G, pero en Cuba los datos estaban muy caros (ahora también, pero un poco menos) y no podía descargar videos ni nada que pesara mucho. Poco a poco descargué libros y estudié por ahí. Me marcó mucho la colección de libros de Andrew Loomis, a la cual de vez en cuando le doy un repasito. Me apasiona el diseño de personajes, así que he estudiado todo lo que he podido encontrar al respecto. En este sentido, muchísimos diseñadores me han marcado, sobre todo Fabien Mense, Mathieu Cousin y Anthony Holden.

Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.
Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.

El dibujo predomina en muchas de tus ilustraciones. ¿Cómo el dibujo ha modelado tu manera de ilustrar?

Me gusta mucho bocetar a lápiz, pero todo mi trabajo termina en lo digital. No he podido experimentar mucho con medios tradicionales, sobre todo, porque no he podido encontrar los materiales que hacen falta. Tengo pendiente el 3D; aunque no lo he probado todavía, me gustaría mucho aprenderlo.

El dibujo es muy importante para mí. Cuando algo me apasiona intento aprender todo lo que puedo sobre el tema. Toda la parte técnica de dibujar me gusta mucho. Mientras más herramientas y reglas voy conociendo, tengo más posibilidades de doblarlas y manipularlas.

¿Cuál es el proceso más común para ti, desde la idea inicial hasta la ilustración final?

Dibujo en cada chance que encuentro, muchas veces pensando en reproducir las cosas que ya conozco. De vez en cuando un garabato en mi hoja digital o física me llama la atención y me pongo a desarrollar la idea. Usualmente dibujo personajes, hago muchos bocetos experimentando con las formas y las proporciones. Cuando llego a algo que me gusta me pongo a probar poses, casi siempre pruebo entre diez y quince, más o menos, y luego ya sólo queda unir el diseño con la pose y terminar la pincha.

Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.
Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.

¿En qué medida crees que has comenzado a desarrollar un estilo propio, identificable?

Al principio pasaba mucho tiempo intentando crear un estilo propio. Me ponía un montón de reglas y trabas sobre cómo hacer las manos o qué colores usar, pero luego, cuando empecé a estudiar de verdad, me vi forzado a dejar esas limitaciones. Con el tiempo, dibujando con avaricia, y en gran parte por mis gustos personales, ha ido saliendo inconscientemente algo que creo que se reconoce como mío. Por su naturaleza, mi estilo irá cambiando y desarrollándose a medida que crezca como ilustrador y vaya conociendo gente nueva.

¿Eso que se reconoce como tuyo por qué está mediado?

Mi estilo está muy relacionado con mis referentes. En general, cuando me obsesiono mucho con alguien lo estudio y trato de ver qué puedo absorber de esa persona. Estudio las poses que dibuja. Estudio sus expresiones, los vestuarios que utiliza. Quiera o no, al final acabo adoptando algún rasgo de esa persona.

Ilustración de 2021, de Álvaro Souza.
Ilustración de 2021, de Álvaro Suazo.

Una duda final: te haces llamar The Logical Pen, ¿por qué?

Pues me puse el nombre cuando empecé a subir mis garabatos a Instagram. Como veía que mucha gente tenía nombrecitos con flow me puse a pensar en algo que me pegara. Estudiaba Matemática por aquel entonces y The Logical Pen tenía la palabra “lógica” dentro y no estaba “cogido” ni nada, así que me quede con él. Actualmente no me gusta mucho y cambié el nickname de mis cuentas por mi nombre real y dejé thelogicalpen junto al arroba.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí