Artcrónica relanza desde México su proyecto editorial y repotencia su perfil regional sin olvidar el arte cubano

0
Detalle de portada de la revista ‘Artcrónica’ (No. 19 / 2021) (IMAGEN www.artcronica.com)
Detalle de portada de la revista ‘Artcrónica’ (No. 19 / 2021) (IMAGEN www.artcronica.com)

El periodista y crítico de arte David Mateo, fundador y director general de Artcrónica, se encuentra enfrascado en el relanzamiento desde México de esa plataforma surgida hacia 2011 en La Habana como “una revista especializada para el análisis y la promoción de las artes visuales de América y el Caribe”.

Según ha afirmado recientemente el también curador artístico, la intención es “recuperar e impulsar el perfil regional” de un proyecto editorial que, a partir de cierto momento, “por razones prácticas y de reajustes económicos”, terminó concentrándose durante años “en el arte cubano producido desde la isla y en el exterior”.

En una suerte de declaración inaugural de la nueva etapa, Mateo exaltó la trayectoria de Artcrónica –y de su “publicación emblemática”, la revista homónima. Citó participaciones en citas prestigiosas como Art Basel, Zona Maco o la Bienal de Venecia, y resumió así el trabajo de una década: “un conjunto de ediciones temáticas, digitales e impresas, con sentido historiográfico y reflexivo, dedicadas a la presencia del arte cubano en ferias y bienales internacionales, a la pedagogía artística, al desempeño del art brut en Cuba, la escultura cubana, el diseño gráfico e industrial y la agricultura”.

Sin embargo, dijo, “llegó un momento en el que se hizo extremadamente difícil continuar con el trabajo y sobre todo el crecimiento de nuestras gestiones editoriales dentro de Cuba”.

¿Qué factores precipitaron tal estado de cosas, pese a la “voluntad de integración o de diálogo a todos los niveles” que, según Mateo, ha regido siempre este proyecto, el cual, por otra parte, supo conquistar “un lugar de reconocimiento en el ámbito cultural cubano”?

El crítico hizo una breve lista de agravios insalvables: “la carencia de recursos tecnológico, la falta de acceso a las redes de Internet, la dificultad para operar como proyecto dentro de un estatus legal y, sobre todo, los impedimentos del aparato burocrático institucional”, dijo.

Desde su punto de vista, “la independencia y autoridad de [los] criterios y acciones” de Artcrónica eran a veces “mal juzgadas” por algunos “dirigentes de la Cultura”. Una situación que arreciaría últimamente debido a “medidas legales que hoy se ciernen sobre el ejercicio del criterio y los márgenes de expresión en la Internet y las redes sociales”.

En las palabras de Mateo, todo ello –incluida la salida de la isla de su proyecto editorial– se lee, evidentemente, “como señales de es[t]a profunda crisis cultural en la que se ha sumergido por completo la nación y que tanta limitación impone al trabajo intelectual y, sobre todo, a la labor de emprendimiento en ese ámbito”.

La sucinta declaración en torno al presente y al futuro inmediato de esta plataforma cubana con resuelta vocación latinoamericana y caribeña se encuentra disponible en su propio canal de YouTube, ArtCónica Documenta, que a partir de este verano ha reactivado la publicación de valiosos contenidos que acercan al público interesado las visiones de críticos, curadores, coleccionistas y artistas de diversos países, circuitos institucionales y ámbitos creativos.

Acerca de este re-emprendimiento audiovisual, Rialta Noticias ha querido conversar brevemente con David Mateo.

¿Cuáles serían los objetivos de este canal en YouTube?

El canal de YouTube ArtCrónica Documenta, es una sección o medio subordinado del sitio web Artcrónica.com, para promover entrevistas, conversatorios, reportajes, noticias, documentación de eventos, visitas y registros de experiencias de trabajo en el estudio o taller de los artistas, y filmación de rituales de creación y de vida de autores representativos de América y el Caribe.

¿Qué frecuencia tendrán las entregas, y a través de qué otras vías o plataformas se distribuirán esos contenidos?

Como estamos todavía ajustando aspectos vinculados a la producción y sostenibilidad económica del canal, pensamos –en una etapa preliminar– hacer emisiones de materiales audiovisuales cada dos semanas aproximadamente, las cuales irán aumentando su frecuencia de manera gradual. Estos materiales se pueden visibilizar, además del propio canal Artcrónica Documenta, en el home page del sitio web Artcrónica. Y serán promovidos en nuestras redes sociales, fundamentalmente Facebook e Instagram.

¿Cómo se inserta Artcrónica Documenta en el “perfil regional” inicialmente declarado por ArtCrónica?

El canal de YouTube Artcrónica Documenta –que ya cuenta con un equipo profesional y toda la estructura técnica para operar– es una de las estrategias comunicativas que estamos desarrollando desde México para rescatar y repotenciar el perfil editorial con que se fundó hace ya algunos años el proyecto Artcrónica. Por un tiempo, tuvimos que hacer un cambio de prioridades hacia el arte cubano en la mayoría de nuestros contenidos; pero ahora estamos enfrascados en recuperar nuestra estrategia inicial. Artcrónica estuvo trabajando durante casi ocho años, desde que surgió en formato de revista digital (entre el 2011 y el 2018, aproximadamente), en temáticas vinculadas a la producción visual de América y el Caribe. En ese periodo construimos una red importante de vínculos y colaboraciones que queremos ahora recuperar.

¿Qué estrategias se plantean para hacer progresar el canal en los próximos meses y años?

Por el momento estamos reactivando nuestros contactos regionales; trabajando en el estudio de la logística y las variantes de expansión de nuestros mecanismos de producción; reorganizando la red de críticos y realizadores audiovisuales dentro del área para que tributen con sus trabajos al canal de YouTube.

Entendiendo que se abre una nueva era para el proyecto editorial, con todo lo que ello supone, ¿dónde se situaría Artcrónica a partir de ahora con respecto, específicamente, al arte cubano contemporáneo y la crítica que se hace actualmente en/desde/sobre el arte cubano?

Artcrónica continuará, como es lógico, dándole cobertura al arte cubano realizado dentro y fuera de la isla. De hecho, estamos ahora en México haciendo algunos trabajos historiográficos, reporteriles y de entrevista con coleccionistas, especialistas y artistas cubanos que llevan ya algún tiempo haciendo una vida como emigrados; pero iremos expandiendo poco a poco nuestros enfoques noticiosos, analíticos y documentales hacia otros países, contextos y creadores de interés.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí