El Ciervo Encantado invita a una Jam Session de Audiovisuales para indagar en la violencia de género

0
Detalle del cartel de la Jam Session de Audiovisuales. EL CIERVO ENCANTADO.
Detalle del cartel de la Jam Session de Audiovisuales. EL CIERVO ENCANTADO.

La Cátedra del Performer, proyecto de formación alternativo de El Ciervo Encantado, abrirá hoy miércoles 19 de enero, a las 7 de la tarde, otra edición de su espacio Jam Session. Consagrado al audiovisual, esta vez estará estrenando en Cuba un grupo de cortometrajes independientes “que exploran la temática de lo femenino y la violencia de género”. El programa está diseñado con el propósito de generar un debate alrededor de algunas problemáticas que atañen a la representación social y a la posición civil de la mujer, al imaginario estético que ha producido en el campo audiovisual, y a visibilizar un conjunto de creadores escasamente conocidos en el país por no contar con plazas suficientes de participación y presentación.

“La Cátedra del Performer es un proyecto que El Ciervo Encantado lleva en paralelo a su producción artística. Un espacio de creación y presentación transdisciplinario; especie de laboratorio de intercambios donde los participantes pueden crear y presentar sus propias propuestas en una atmósfera artística. Un espacio donde la experimentación, el riesgo y la búsqueda están permitidas sin presión, con la única finalidad de exponer y compartir”, comentó a Rialta Noticias Mariela Brito, actriz y performer del El Ciervo, y organizadora del evento.

“Las jam sessions promovidas por la Cátedra exploran distintos ordenes artísticos: música, artes visuales, artes escénicas, literatura… En este caso, la dedicamos al audiovisual e intentamos, como siempre, dar espacio y visibilidad a materiales que no encuentran vías para su programación en los circuitos oficiales. Producciones tanto de artistas profesionales como de estudiantes o amateurs”.

Presa, documental de Leysa Medina; Collage, videoarte de Amanita Muskria; Los mismos zapatos, cortometraje de Mel Chikoc y Luaris Hernández, y Gesto para Elena, un filme en las fronteras del documental y la ficción de Elena LLovet y Nestor Fleitas, son las obras que conforman el programa, junto a la presentación especial de A Lady’s Home Journal, una película experimental dirigida en 1972 por los creadores cubanos exiliados Fernando Villaverde y Miñuca Naredo.

Uno de los atractivos de la selección radica en el amplio espectro de formatos, estrategias estilísticas y de representación (videoarte, documental, ficción…), desde los cuales se están abordando y pensando las problemáticas de género. La Cátedra llama la atención entonces sobre un cambio de paradigma estético, al advertir que estos materiales importan más por la madurez y complejidad con que observan la realidad o remiten a ella, que por las particularidades de su elaboración formal.

Todas estas películas motivan reflexiones sobre el sistema de imágenes, representaciones y posiciones sociales que lastran a las mujeres; discuten problemas vinculados a las construcciones discursivas y las contingencias económicas, cotidianas, que inciden en la presentación de los cuerpos y las sensibilidades femeninos. Presa es un ejemplo elocuente en ese sentido, en la medida en que pone a debate códigos de significación cívicos e históricos que fijan normativas en torno a las mujeres. Al observar el acoso verbal que estas sufren en el espacio público, el corto medita sobre la violentación cotidiana del libre desenvolvimiento social de las féminas, y devela –como el resto de las películas– los pliegues y dobleces de una identidad y comportamientos culturales que se pretenden naturales.

Otro tipo de violencia (a un mismo tiempo física y psicológica) muestra Gesto para Elena, que rinde una suerte de homenaje a A Lady’s Home Journal. Su denuncia de las vicisitudes atravesadas por una madre, a través de la voz y la sensibilidad de su hija, en un contexto clasista, cuestiona los contenidos morales y las organizaciones sociales que legitiman la institucionalidad en Cuba.

Los organizadores de la Jam Session han catalogado como “un privilegio” la posibilidad de presentar por primera vez en Cuba el film experimental de Villaverde y Naredo. Ciertamente resulta esta una posibilidad extraordinaria, en primera instancia, porque consuma un gesto de justicia histórica para estos creadores. Habiendo producido diversas obras de una alta inventiva, motivadas por los hallazgos expresivos del cine de vanguardia, Villaverde ha sido borrado durante décadas de los relatos oficiales que historian el cine cubano. En consecuencia, su lugar en el devenir del audiovisual nacional no se ha valorado en su justa medida. La proyección que organiza ahora El Ciervo Encantado recupera para el mapa fílmico cubano a estos artistas, al tiempo que apoya la erradicación de la uniformidad con que se ha organizado el paisaje cinematográfico de la isla.

Realizado con un espíritu resueltamente experimental, A Lady’s Home Journal es una película performativa, que manipula el repertorio lingüístico del cine y se enfoca en explorar su potencial expresivo. Con particular ingenio, invita a reflexionar sobre la representación de la mujer y los usos del cuerpo como objetivación del género. La alusión del título a la histórica revista norteamericana, dirigida al público femenino, parodia un registro simbólico que determina cientos de imaginarios adheridos a las mujeres. Y en tal sentido, el filme deviene idóneo para La Cátedra y la Jam Session, que aspiran a desjerarquizar el saber estético tradicional y mirar el arte como un gesto, una acción, una idea que también recabe en el ámbito social.

El carácter y la naturaleza de esta Jam Session responde elocuentemente a la política que ha convocado a La Cátedra del Performer y al propio El Ciervo Encantado desde su fundación, de la mano de Nelda Castillo en 1996. Brito ha explicado que “La Cátedra anima a sus participantes a reconocer y estudiar la complejidad de las cuestiones políticas, éticas, sociales y estéticas de nuestro tiempo desde la perspectiva de la relación arte-vida-sociedad; recibe artistas emergentes, sean o no profesionales, y aporta instrumentos (en el caso de los talleres), o el espacio físico, para dar a conocer su trabajo”.

Desde el 14 y hasta el 30 de enero, El Ciervo Encantado también estará inaugurando una nueva temporada con la puesta de El último. Bajo la dirección general de Nelda Castillo, esta performance en escena de Yindra Regüeiferos, David Valera y América Medina se podrá ver los viernes, sábados y domingos, a las 8:30 de la noche, en la sede del grupo. Cada una de estas entregas de El Ciervo legitima su impronta en la escena nacional, reafirma su vocación experimental, su toma de distancia de las pautas tradicionales del teatro y su carácter pedagógico y de laboratorio creativo dinamitador de todas las fronteras.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí