Roberto Calasso (1941-2021)

0
Roberto Calasso (foto: ‘Corriere della Sera’)
Roberto Calasso (foto: ‘Corriere della Sera’)

Este 29 de julio la prensa italiana ha informado que Roberto Calasso murió en horas de la noche, “tras larga enfermedad”. Era, al momento de su muerte, el autor de la obra más inaudita de toda la literatura actual, así como el principal responsable de uno de los catálogos más ricos y coherentes de los anales de la edición moderna.

Nacido en 1941 en Florencia, de una familia de arraigado linaje intelectual, Calasso se graduó en los años sesenta de la Universidad La Sapienza de Roma –donde estudió literatura inglesa bajo la tutoría del gran erudito Mario Praz– con una deslumbrante tesis de láurea que, unos cincuenta años después de su defensa académica, publicó la editorial mexicana Sexto Piso como Los jeroglíficos de Sir Thomas Browne (2010). Muy joven se incorporó, en Milán, a la recién fundada Adelphi, reclutado por Roberto Bazlen (suerte de Sócrates taoísta, según el poderoso retrato que le dedicara el propio Calasso en un breve ensayo de Los cuarenta y nueve escalones, escritor inédito que fue, sin embargo, un importante centro gravitacional de la vida intelectual italiana de la primera mitad del siglo XX). Como director literario de esta casa editora desde 1971 hasta su muerte, Calasso consiguió elevar la gestión editorial a la dignidad de un género literario, según él mismo admite con orgullo en su libro La marca del editor (2013).

El opus magnum de Calasso consiste en un monumental ciclo de diez volúmenes de relatos ensayísticos que sintetizan la historia cultural de la humanidad desde el prisma de una cosmovisión originalísima que, a contracorriente de la trayectoria secularizadora de la modernidad, auspicia una restauración de los sentidos del mito y el ritual que revela correspondencias imprevistas entre los hechos más arcaicos y los más contemporáneos, ya sean de naturaleza política, artística o intelectual.

Este ciclo fue inaugurado por La ruina de Kasch (1983), un libro que ofrece una exploración de la secreta vigencia del sacrificio en la modernidad y fue famosamente resumido por Italo Calvino así: “trata de dos cosas: en primer lugar, de Talleyrand; en segundo lugar, de todo lo demás”. Lo continuaron Las bodas de Cadmo y Armonía (1988), sobre la mitología griega, Ka (1996) y El ardor (2010), sobre la cultura hindú, K (2002), sobre la obra de Franz Kafka, El rosa Tiépolo (2006), sobre la obra del pintor veneciano, La folie Baudelaire (2008), sobre la literatura francesa del siglo XIX, El cazador celeste (2016), sobre la prehistoria de la humanidad, La actualidad innombrable (2017), sobre la cultura y la sociedad del siglo XXI, Il libro di tutti i libri (“El libro de todos los libros”, 2019), sobre la Biblia y la civilización hebrea, y La Tavoletta dei Destini (“La tabla de los destinos”, 2021), sobre la mitología mesopotámica (los dos últimos títulos aún sin traducción española).

Fuera de este ciclo al que no dio un título unitario, Calasso publicó otros libros que, si bien de alcance menos ambicioso, prolongaron de manera también brillante su acercamiento a los temas que más le ocuparon, que van de la psiquiatría germánica al cine norteamericano, pasando por el gnosticismo antiguo, la filosofía presocrática y la música de vanguardia. Entre estos volúmenes se encuentran El loco impuro (1974), La literatura y los dioses (2001), La locura que viene de las ninfas (2004), Cómo ordenar una biblioteca (2020) o Alucinaciones americanas (2021). Escribió, además, numerosos artículos y ensayos independientes en la prensa italiana, un grupo de los cuales fue recogido en el volumen Los cuarenta y nueve escalones (1991). Esta colección incluye también los magistrales prólogos que dedicó a sus ediciones de Ecce Homo (Adelphi, 1969), de Nietzsche, Dichos y contradichos (Adelphi, 1972), de Karl Kraus, y El único y su propiedad (Adelphi, 1979), de Max Stirner (este último constituye, sin duda alguna, el más serio y documentado estudio sobre la recepción del pensamiento de este filósofo nihilista alemán).

Hoy, el día de su muerte, Adelphi, su editorial, ha lanzado los dos últimos libros de Roberto Calasso: Memè Scianca, unas memorias de infancia, y Bobi, una evocación de su amigo y mentor Bazlen. La nota de contraportada de este último, firmada por Calasso, dice así:

Sobre Roberto Bazlen, universalmente conocido como Bobi, no es poco lo que se ha escrito, pero es más lo que queda por decir y entender. Bazlen atravesó la primera parte del siglo XX como una inalcanzable silueta de luz. En la última etapa de su vida, fue el creador de Adelphi, sobre la que volcó su sabiduría, que no se limitaba a la de los libros –y era asombrosa–, sino que lo abarcaba todo. La idea y la fisonomía de la editorial se remontan a él. Cuando Bazlen me habló por primera vez de eso que sería Adelphi y que aún no tenía nombre, me dijo: “Sólo haremos libros que nos gusten mucho”.

Cien cartas a un desconocido fue el título que Calasso eligió para el libro que recogía, en 2003, una selección de entre las más de mil notas de solapa que había escrito hasta entonces para Adelphi. Tenemos derecho, entonces, a leer esta como la última carta que nos envía Roberto Calasso.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí