Un libro de poemas de Charlotte Brontë reaparece luego de un siglo y se vende por una cifra millonaria

0
Imagen de ‘A Book of Rhymes’. BBC.
Imagen de ‘A Book of Rhymes’. BBC.

Un volumen del tamaño de un naipe (3,8 x 2,5 pulgadas), cosido a mano, nombrado A Book of Rhymes (Libro de rimas) y firmado por la celebrada Charlotte Brontë cuando apenas tenía trece años, se ha subastado esta semana por 1, 25 millones de dólares durante la Feria Internacional del Libro Antiguo de Nueva York.

Ese precio no ha sido precisamente el dato que ha ocupado los titulares de la prensa. Es una verdad extendida que los hermanos Brontë (en especial Emily y Charlotte) han sido objeto de sumo interés para los coleccionistas por largo tiempo. Justo el año pasado un consorcio de bibliotecas y museos adquirieron por 20 millones de dólares una colección de manuscritos de los Brontë y otros documentos literarios.

La reaparición de este breve manuscrito, que había estado perdido durante un siglo, y que podría contener los últimos poemas escritos por Charlotte Brontë, es la eventualidad que ha sorprendido a todos.

Los poemas que forman parte de A Book of Rhymes nunca han sido publicados, fotografiados, transcritos, ni siquiera resumidos. El diminuto volumen estaba en manos del librero Henry Wessells, quien ha comerciado en este sector por 25 años. La última vez que se documentó la aparición pública del libro fue en 1917. En aquel año se vendió por 500 dólares. Nunca más se supo de estos escritos.

El cuaderno será donado al Brontë Parsonage Museum, antigua casa de la familia Brontë, por Friends of the National Libraries (Amigos de las Bibliotecas Nacionales), organización responsable de la adquisición este 2022.

Desde el norte de Inglaterra, en los terrenos alejados del pueblo Haworth (Yorkshire), donde se localiza esa antigua casa parroquial, la conservadora jefa del museo, Ann Dinsdale, dijo en un comunicado que estaba “absolutamente emocionada”.

“Siempre es emotivo que un objeto perteneciente a la familia Brontë regrese a casa, y este último librito que vuelve al lugar donde fue escrito después de que se creyera perdido es muy especial para nosotros”, aseguró.

Según una nota de prensa, el libro se expondrá al público y también se digitalizará, de manera que estará accesible para los lectores de todo el mundo.

A Book of Rhymes era ya conocido gracias a una bibliografía de Charlotte Brontë escrita en 1857 por Elizabeth Gaskell, que transcribió el catálogo manuscrito por la propia autora sobre sus obras de juventud.

La familia Brontë, conformada por un padre estricto, una madre tempranamente fallecida y cuatro hermanos: Emily Brontë, autora de la mundialmente leída Cumbres borrascosas; la propia Charlotte, quien, entre otros títulos, escribió la aplaudida novela del momento, Jane Hyre (1847); Anne, la menos conocida, que firmó Agnes Grey o La inquilina de Wildfell Hall; y Patrick, el único varón, más conocido como Branwell, su apellido materno, quien además de escribir fue el responsable de pintar algunos de los retratos que se conocen de las hermanas Brontë.

Por Jane Hyre, Currer Bell (seudónimo de Charlotte usado en esta novela) llegó incluso a frecuentar los salones literarios de la época y a cruzar argumentos encendidos con los prestigiosos autores varones, como el novelista William Thacke­ray, así lo explica en El País, Ángel Rupérez, a propósito de una nueva biografía sobre la familia.

Las cartas firmadas por Charlotte han sido la principal fuente de documentación para Infernales, esa biografía contemporánea reseñada en El País sobre la familia Brontë realizada por la periodista y escritora argentina Laura Ramos, un texto que intenta echar abajo muchos mitos que han mantenido a estas autoras cristalizadas en la imagen de unas jovencitas románticas, hogareñas e ingenuas.

“Nunca los Brontë fueron tan freaks, tan brillantes y tan contemporáneos como en este genial retrato de familia de Laura Ramos”, ha dicho sobre la reciente biografía el escritor argentino Alan Pauls.

Cuando Emily y Anne fallecieron a los treinta años de tuberculosis “eran las escritoras más famosas del Reino Unido y todo el mundo quería saber quiénes eran los pornógrafos hermanos Bell [el seudónimo con el que firmaban sus obras]”, explica en ese texto biográfico Ramos.

Desde muy temprana edad los cuatro hermanos escribieron libros de poesía, teatro y narrativa en colectivo y por separado, y lo que comenzó como un juego letrado de niños para los Brontë, resultaría con los años en una de las historias más apasionantes de la literatura universal hasta hoy, que todavía continúa despertando inusual interés tanto para los entendidos como para lectores comunes.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí