_Sociedad y política

Cuba: ¿la nueva Numancia o la Mallorca del Caribe?

La élite cubana, esa casta de militares y sus descendientes, tiene suficiente cinismo para pregonar la resistencia para el pueblo “aguerrido y heroico” y actuar como cualquier empresario enfocado exclusivamente en las ganancias.

Las democracias “no occidentales” y la neolengua del autoritarismo

Este texto se encarga de analizar y deconstruir la falsa dicotomía que las autocracias pretenden crear al autodenominarse democracias alternativas.

¡Autocritíquese! Las dinámicas del disciplinamiento totalitario

La autocrítica y la autoinculpación son géneros dramatúrgicos del poder totalitario, y corresponde a quienes hemos vivido bajo el régimen disciplinario que los demanda, desmontarlos.

¿Dónde está el fondo del pozo sin fondo?

La puesta en escena parece tocar fondo cada vez que funcionarios públicos que encarnan la alienación constitutiva de la clase política enarbolan discursos de esperanza.

Argentina, 1985 / Cuba, 2023

No pocos espectadores de 'Argentina, 1985' podrían sentir en ese relato inspirado en sucesos de la Historia una suerte de comentario anticipado de una Cuba del futuro.

Polarización, extremismo y el problema de las falsas equivalencias

El Observatorio contra la Polarización y el Extremismo Político de ‘La Joven Cuba’ suele repetir los tropos funcionales al poder en Cuba, aunque no los enuncie directamente.

Fachadas políticas y punitivismo: opciones de la sociedad cubana ante las...

Desmontar la farsa de las “elecciones” transmitiendo el mensaje de que no solo no les creemos, sino que no contribuiremos con la puesta en escena.

Silvia Pérez Cruz barre la tristeza

Como en la película de Angelopoulos, la música gloriosa que escuchamos ha de ser probablemente solo una escena obligatoria en esta tragedia que vivimos.

Mujeres cubanas gritando cosas esenciales

Cuba es una mujer valiente que ha empezado a gritar cosas esenciales, no consignas. Yo me quedo con eso.

Carta desde Santiago: la negación

De rencor estamos llenos, hasta la saciedad, y todos los que se han ido en verdad nos faltan para ganar la realidad y curar la vida y la imaginación de un país extraviado.

Te puede interesar