Los 105 años de Carmen Herrera se festejan con una charla en línea

0
Carmen Herrera con pinturas suyas al fondo (FOTO Matthew Carasella)

Este 30 de mayo la pintora abstracta Carmen Herrera (La Habana, 1915) llega a la edad de 105 años y el Museo del Barrio de Nueva York no ha querido dejar de celebrar la fecha, pese a la contingencia de la Covid-19. De manera que la institución ha previsto una charla “en honor a la carrera y la vida de las artista Carmen Herrera”, que se extenderá desde las 5 hasta las 6 de la tarde de este miércoles 27, en modo remoto, y donde participarán varios estudiosos de la obra de la pintora cubana pertenecientes al circuito contemporáneo del arte.

El Museo del Barrio ha anunciado que los interesados podrán acceder a la charla de modo gratuito a través de la plataforma Zoom. La discusión estará moderada por Susanna Temkin, curadora de la institución anfitriona del evento. La acompañarán Tony Bechara, artista y amigo por largo tiempo de la festejada; Carolina Ponce de León, curadora independiente, quien organizó en este mismo museo la exhibición de Herrera de 1998 The Black and White Paintings 1951-1989; y Mónica Espinel, también curadora independiente y autora de la cronología de la muestra Lines of Sight –con más de cincuenta pinturas de la artista cubana– que se pudo ver en el Whitney Museum of American Art entre 2016 y 2017.

Aunque recientemente Carmen Herrera ha sido reconocida como una de las pioneras del arte geométrico abstracto y el minimalismo, e incluso algunas de sus piezas han llegado a comercializarse por cifras millonarias —Blanco y verde, por ejemplo, se vendió por 3.9 millones de dólares en una subasta celebrada por Sotheby’s en Nueva York–, la artista permaneció casi en el anonimato hasta cerca de sus noventa años. Entre las negativas de galerías a exhibir su obra por ser mujer, como Herrera ha relatado (“Todo era controlado por los hombres, no sólo el arte”), y otras contingencias, no dejó de trabajar y evolucionar como artista desde que se estableció en Estados Unidos en la década del cuarenta.

A partir de los años noventa fue que la extensa obra de la artista comenzó a ganar notoriedad. En 1998, el Museo del Barrio de Nueva York, el mismo que hoy celebra su aniversario, acogió la primera exhibición personal importante de Carmen Herrera, sólo precedida por una muestra de 1985 en The Alternative Museum. En 2004, a los ochenta y nueve años, la artista vendió su primer cuadro, y en 2005 se celebró una exposición suya en el Miami Art Central.

El pasado año, se exhibieron esculturas de Herrera en los jardines del Ayuntamiento de Nueva York como parte de la muestra Estructuras monumentales, curada por Daniel Palmer, del Fondo de Artes Públicas de la ciudad. Cinco piezas de líneas rectas de aluminio, gran tamaño y colores intensos animaron esta zona del centro de Manhattan por alrededor de cinco meses. Algunas de estas esculturas fueron concebidas en los sesenta y setenta, pero no fue hasta los dos mil que se alcanzaron a producir. Así, después de tantos años de silencio, la obra de Herrera se ha expuesto ante millones de habitantes de forma gratuita en el epicentro mundial del arte.

Sobre la naturaleza de su trabajo, la pintora centenaria ha expresado: “Creo que siempre me asombrará la línea recta, su belleza es lo que me mantiene pintando”.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo rialta@rialta.org.
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments