Falleció el escultor minimalista Carl Andre, quien fuera acusado (y absuelto) de defenestrar a Ana Mendieta

0
Carl Andre (1935-2024)
Carl Andre (1935-2024) (IMAGEN YouTube / Tate)

El escultor minimalista estadounidense Carl Andre –cuya reputación quedó ensombrecida por sospechas sobre su responsabilidad material en la muerte de su esposa, la artista cubanoamericana Ana Mendieta– falleció la víspera en Manhattan (Nueva York) a la edad de 88 años.

Así lo informó este miércoles 24 de enero Laura Cooper Gallery, en cuya exhibición inaugural (1968) fue incluida una pieza de Andre, Twenty-Eight Red Brick Line, “una hilera de ladrillos colocados de extremo a extremo y adosados a la pared” que constituía una protesta contra la guerra de Vietnam. Cooper había trabajado con el creador desde 1964, cuando una escultura suya fue exhibida en el Park Place Artist’s Cooperative.

El artista nacido en Quincy, Massachussets, ha sido elogiado por su potencia e inventiva, al punto de que su célebre colega Richard Serra (1938) llegó a declarar, a raíz de una retrospectiva en Dia: Beacon (Nueva York), en 2014, que las innovaciones de Andre, básicamente, “cambiaron la historia de la escultura”, tal como reseña en su obituario The New York Times.

“La escultura de Andre destaca por su atención precisa a la forma, el volumen y el espacio, su compromiso con la simplicidad rigurosa y su uso poético de materiales y palabras”. Laura Cooper Gallery resume así un corpus artístico que, con los años, pasó de remedar “la verticalidad y la simetría de las esculturas de Brancusi [y] la lógica de las pinturas de Frank Stella” a una serie como Elements, en los primeros años sesenta; a los materiales manufacturados (“ladrillo, concreto, espuma de poliestireno, imanes y acrílico”, etc.); a “las finas placas de metal” en forma de tablero de Plaines y Squares; a las piezas monumentales para museos y espacios públicos a partir de los setenta…

En cualquier caso, fue “uno de los más influyentes y ascéticos pioneros de la escultura minimalista”, según escribe Randy Kennedy en NYT. “Fue un practicante del movimiento quizá en su forma más austera, trabajando principalmente con una gama limitada de metales elementales, así como con granito, madera y ladrillo. […] Normalmente empleados en las formas estándar en las que cualquier contratista podía encargarlos a una fundición o cantera, los materiales se disponían directamente sobre el suelo, con una sencillez y una pureza pitagórica que recordaban a los mojones o los mosaicos sagrados”.

Pero su vida quedó marcada por aquella noche de septiembre de 1985 en que murió la artista conceptual de origen cubano Ana Mendieta, su tercera esposa desde hacía ocho meses, quien cayó por una ventana de un departamento en un piso 34 de Mercer Street, Greenwich Village… Aparentemente, luego de una discusión entre ambos; él presentaba arañazos en la nariz y en los antebrazos.

- Anuncio -

Su primera versión de los hechos, en llamada al 911, difirió de su declaración definitiva a la policía: ¿había seguido directamente a Mendieta hasta la habitación, y entonces ella se lanzó al vacío, o bien ella se había ido sola a la cama y cuando él llegó, algo después, ya no estaba ahí…?

En 1988, el escultor fue acusado, y a la postre absuelto, de asesinato en segundo grado. Sus abogados sostuvieron que Mendieta había caído por accidente o, simplemente, había cometido suicidio.

Escultura de Carl Andre (1935-2024)
Escultura de Carl Andre (1935-2024) (IMAGEN YouTube / Tate)

Desde entonces, el caso ha continuado suscitando la repulsa en parte del ámbito artístico, y en las filas del activismo feminista, que vio no solo falencias en el papel de los fiscales, sino un ejemplo paradigmático del poder ostentado por los hombres blancos en el mundo del arte.

Hace menos de una década, en ocasión de aquella muestra organizada por la Dia Arte Foundation, en el barrio de Chelsea, la figura de Andre fue objeto de una ácida protesta que incluyó –según reportó entonces Hiperallergic– “sangre y tripas de pollo esparcidas en la acera”, en memoria de Ana Mendieta y su obra, por la artista Christen Clifford y la plataforma feminista No Wave Performance Task Force.

En la cresta de la ola del #MeToo, aquella historia oscura y terrible –que mantuvo a Andre relativamente alejado del ojo público durante años– reflotaría allí donde se mostrara su obra.

“Tres años más tarde, los manifestantes nuevamente interrumpieron una exposición de su trabajo en el Geffen Contemporary en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, distribuyendo postales con el retrato de Mendieta con la pregunta: «Carl Andre is at MoCA Geffen. ¿Dónde está Ana Mendieta?”, recordó el miércoles Hiperallergic.

Su hermana Carol y su cuarta esposa, la también artista Melissa Kretschmer, despidieron de este lado del inexorable vano de la senectud al minimalista Carl Andre (1935-2024).

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí