Alejandro Alonso prepara ‘La estrella’, su primer largometraje documental

0
Alejandro Alonso
Alejandro Alonso (foto: Diario de Cuba)

La estrella es el título de producción del primer largo documental de Alejandro Alonso, uno de los realizadores del cine independiente cubano que más ha contribuido a la renovación de la no ficción nacional.

El proyecto de largometraje, que explora en ese formato el universo de su cortometraje Abisal (2021), obtuvo en septiembre pasado el premio Bertha Fund del Festival Internacional de Documentales de Ámsterdam (IDFA) para emprender su desarrollo.

La estrella es una producción entre Cuba y Francia, y cuenta con el sostén de Daniela Muñoz Barroso y el propio Alejandro Alonso por el lado de La Concretera Producciones, y la coproducción de Boris Prieto, por Vega Alta Films, y Adonis Liranza, por Quilombo Films.

La película, que debe tener un metraje aproximado de 75 minutos, sigue a un individuo conocido como Pitufo, quien pasa sus días en medio del metal cortado y el petróleo quemado del astillero de desguace de barcos ubicado en Bahía Honda, en el occidente de Cuba. Según la sinopsis, este individuo sueña con otro lugar y envía señales de luz todas las noches. Pa, un exempleado del cementerio de buques, lo ayuda a escapar a las entrañas de la bahía, donde toman forma sus miedos y deseos más profundos.

El Bertha Fund, que opera desde 1998, otorga apoyo a cineastas de África, Asia, América Latina, el Medio Oriente y Europa Oriental para el desarrollo y finalización de sus proyectos. En la edición de 2021 repartió 130.500 euros entre 12 carpetas escogidas de las 305 enviadas a la consideración del jurado.

La estrella será el retorno de Alonso al mundo posapocalíptico del desguace de barcos de Bahía Honda, un emplazamiento apenas conocido en Cuba, que el cineasta ya registró en su cortometraje Abisal. Este último acaba de tener su estreno latinoamericano en el Festival Internacional de Cine de Valdivia, en Chile, el 13 de octubre.

Abisal participó además en abril en la competencia oficial del festival suizo Visions du réel, y en mayo tuvo su estreno en España durante la edición de Documenta Madrid. Allí obtuvo el premio del público internacional.

El tránsito de esta obra por otros festivales –anticipó en exclusiva para Rialta su director– prosigue con su estreno brasileño durante la 31 edición del Curta Cinema, uno de los festivales más importantes de cortometrajes de América, que tiene por sede a Rio de Janeiro y se celebrará entre el 3 y el 10 de noviembre próximos.

“Luego Dok Leipzig sería nuestra premier alemana. Raindance, la premier en Reino Unido. Villeurbanne, en Francia, luego de haberse estrenado en otro festival francés, États généraux du film documentaire, en agosto”, contó Alonso.

En Abisal, el protagonista es Raudel, un joven que vive y trabaja en el desguace y está obsesionado por un extraño recuerdo de la infancia que le hace evocar presencias fantasmales.

Alejandro Alonso, nacido en Pinar del Río y residente en La Habana, comenzó a hacer cine dentro del proyecto cultural La Concretera, fundado por él y por el realizador Lázaro Lemus. Luego estudió dirección de documental en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de San Antonio de los Baños, desde donde comenzó a hacerse sentir en festivales.

Así, con Crisálida (2012) obtuvo el premio al mejor corto documental en el Festival de Oaxaca y en el NYC Short Film Festival, mientras que Velas (2014) ganó el premio al mejor documental en la 13ra edición de la Muestra Joven ICAIC. La despedida, también de 2014, tuvo su estreno internacional en el IDFA; obtuvo el premio a la mejor película en la categoría Aciertos del Festival Internacional de Cine de la Universidad Nacional Autónoma de México (FICUNAM); mención especial del jurado del 44 Festival de Sehsüchte, de Postdam, Alemania; y mejor documental en el Festival de Cine Pobre de Gibara.

En 2017, Duelo se estrenó en Cinema du Réel, estuvo en la selección oficial de Mar del Plata y ganó el premio al mejor cortometraje en el Festival de Popoli, en Italia. Su mediometraje El proyecto, del mismo año, tuvo su estreno mundial en Visions du Réel, obtuvo el Premio FIPRESCI en DOK Leipzig y fue elegido por la crítica cubana como el mejor documental exhibido en 2017 en la isla.

Dirigió el corto Metatrón, en 2018, que también tuvo su estreno mundial en Visions du Réel. Y en 2019, Home, el resultado de una residencia que le otorgara la MEP y la Cité Internacional des Arts de París en 2018, tuvo su premier europea en el IDFF Ji.hlava, además de integrar el programa Neighboring Scenes, que organiza el Lincoln Center de Nueva York.

Alonso también ha sido el director de fotografía de piezas relevantes de la no ficción cubana contemporánea, como es el caso de Brouwer: El origen de la sombra (2019), dirigido por Lisandra López y Katherine Gavilán.

En 2021, con el mediometraje Terranova, dirigido a cuatro manos por Alonso y el español Alejandro Pérez, obtuvo el primer premio del Festival de Cine de Rotterdam, uno de los más prestigiosos del mundo. Con Las ciudades invisibles, de Italo Calvino, como una de sus referencias, esta película es un retrato personal de La Habana a través de reflejos, memorias de otras ciudades y visiones de futuro.

“Me interesa registrar el estado de suspensión o limbo en que orbita la gente de esta isla. De la relación de sus cuerpos con el espacio surge una atmósfera muy especial, un lenguaje único. Intento inscribir en mis trabajos el registro de humanos en situaciones ‘límites’, que ponen en crisis nuestras nociones sobre la Historia, lo real, lo verídico. En documentar sus ritos, en apariencia intrascendentes, se esconde la aspiración a acceder a la ficción más pura”, dijo Alejandro Alonso en una entrevista con el sitio LatAm Cinema.

“Si haces cine independiente en Cuba tienes muchas desventajas porque no tienes ningún respaldo legal, tienes pocas garantías. Tus películas deberán enfrentar problemas como las negativas de filmar en un espacio hasta la censura de una obra finalizada. El cine es una pieza más del monopolio estatal, una maquinaria caduca y repleta de fisuras. Los cineastas todavía pagamos el precio de vivir bajo estas reglas, pero algunos intentamos que nuestras obras no. Y ahí están la gran contradicción y la gran ventaja: la libertad de decisión. Decidir qué contar, cómo hacerlo y con quién…”, afirmó entonces.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí