Murió Ambrosio Fornet, figura destacada de la cultura oficial en Cuba

0
Ambrosio Fornet. PRENSA LATINA.
Ambrosio Fornet. PRENSA LATINA.

Ambrosio Fornet, una de las figuras más destacadas de la cultura oficial en Cuba, falleció en la mañana de este 5 de abril, a sus noventa años, anunció Casa de las Américas en sus redes sociales, sin revelar más detalles sobre la causa del deceso.

“Su obra constituye parte fundamental de la cultura de la nación, que él defendió siempre”, añadió la institución habanera junto al mensaje que lamentaba la pérdida de “uno de sus más queridos y cercanos colaboradores”.

Ambrosio Fornet había nacido al oriente de la isla en Veguitas de Bayamo en 1932. Estudiaría Literatura Norteamericana en la Universidad de Nueva York (1957) y Cultura Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid (1958-1959). En 1997 ingresó a la Academia Cubana de la Lengua.

Se dio a conocer como periodista en la revista cubana Carteles y publicó sus primeros cuentos en Ciclón. Tras 1959 trabajó en el diario Revolución hasta que comenzó a dirigir colecciones en la Editorial Nacional de Cuba, un proyecto institucional con el cual el gobierno revolucionario buscaba garantizar la promoción y distribución del libro, y que sentaría las bases para los programas de centralización y capitalización de la producción cultural en el país.

Es considerado uno de los principales teóricos de “la novela de la Revolución”. A diferencia de estudiosos más ortodoxos del tema en la isla, su acercamiento postuló que “para escribir la novela de la Revolución cubana no bastaba compartir el punto de mira de la Revolución”, parafrasea a Ambrosio Fornet el historiador Enrique del Risco. La clase de novela que aspiraba a inscribirse bajo este rubro debía ser “épica por su contenido y renovadora por sus recursos formales”, escribió Fornet. Una novela “capaz de resumir la experiencia social acumulada durante los años más intensos de la lucha de clases, de rescatar la memoria colectiva y, con ella, los múltiples niveles de significación de un proceso que, para millones de personas, era parte inseparable de su autobiografía y de su propia vida cotidiana”.

Pese a ello, durante su trayectoria, el crítico de la cultura oficial evitó el tratamiento de ciertos temas vinculados con la realidad social-política cubana inmediata o se inclinó por la deslegitimización de estéticas y autores europeos por proceder de sociedades capitalistas.

El impulso de una literatura de izquierda no comunista en Latinoamérica por parte del escritor mexicano Carlos Fuentes sería fuertemente desprestigiado por la voz oficial de Fornet desde las páginas de Casa de las Américas.

Ambrosio Fornet fue además quien acuñó el término “quinquenio gris”, para referirse a la considerada por muchos como “la etapa más negra y estalinista de la cultura cubana”, en la década del setenta, cuando cientos de escritores, dramaturgos y artistas fueron perseguidos y expulsados de sus trabajos por ser homosexuales o no cumplir con los “lineamientos” revolucionarios. En esa lista entraron autores de primer orden para la literatura del continente como como José Lezama Lima y Virgilio Piñera, quienes dejaron este mundo sin ser reivindicados, en 1976 y 1979 respectivamente. El término “quinquenio gris”, aunque usado extensamente, en realidad no ha hecho justicia cronológica o conceptual a la historia de censura y represión sistemática que el Gobierno cubano ejerció por esos años, y que todavía continúa, contra intelectuales y artistas críticos con su política.

Entre sus libros pueden encontrarse A un paso del diluvio (cuentos, Barcelona, 1958); En tres y dos (Cuadernos R, 1964); En blanco y negro (1967) y El libro en Cuba; siglos XVIII y XIX (1994). Este último es considerado uno de sus proyectos más ambiciosos y se enfoca en el movimiento editorial cubano de la época colonial. Más cercanos en el tiempo, publicó otros como La coartada perpetua (2002); Carpentier o la ética de la escritura (2006); Las trampas del oficio; apuntes sobre cine y sociedad (2007) y Narrar la nación; ensayos en blanco y negro (2009).

En Cuba le otorgaron en 2000 el Premio Nacional de Edición y en 2009 el Premio Nacional de Literatura.

Colabora con nuestro trabajo
Somos una asociación civil de carácter no lucrativo, que tiene por objeto principal la promoción y fomento educativo, cultural y artístico. En Rialta nos esforzamos por trabajar con el mayor rigor profesional en la gestión, procesamiento, edición y publicación de los contenidos y la información. Todos nuestros contenidos web son de acceso libre y gratuito. Cualquier contribución es muy valiosa para nuestro futuro.
¿Quieres (y puedes) apoyarnos? Da clic aquí.
¿Tienes otras ideas para ayudarnos? Escríbenos al correo [email protected].

Deja un comentario

Escriba su comentario...
Por favor, introduzca su nombre aquí